¿Cómo pintar una fachada?

¿Cómo pintar una fachada?

La fachada de una casa o edificio es su carta de presentación al mundo. Refleja su personalidad y ofrece la primera impresión a quienes la visitan. Con el tiempo, factores como la exposición al clima y la contaminación pueden dañar su apariencia. Sin embargo, una solución efectiva para restaurar su belleza es pintar la fachada de una casa con acierto. En este artículo, exploramos un proceso básico para protegerla, teniendo en cuenta los factores que pueden dañarla, los materiales requeridos y el proceso, paso a paso, a seguir para lograr un buen resultado.

Factores que perjudican la fachada

Antes de sumergirnos en el proceso de pintar la fachada de un edificio, es esencial comprender los factores que pueden dañarlo con el tiempo. Algunos de los elementos más comunes que afectan a su apariencia son los siguientes.

1. Exposición al clima

La fachada está constantemente expuesta a las inclemencias del tiempo, como la lluvia, el sol, la nieve y el viento. Esta exposición puede desgastar la pintura existente y hacer desvanecer los colores con el tiempo. Por tanto, para restaurarla es preciso usar una pintura exterior de fachada, cuya composición la hace más resistente que otras.

2. Contaminación

La contaminación del aire, especialmente en el centro de las ciudades, y la acumulación de partículas de polvo y contaminantes atmosféricos son los elementos que más la deterioran. Con el paso del tiempo, esto puede dar lugar a una superficie opaca y sucia que reclame una restauración urgente.

3. Moho y hongos

Las áreas sombrías y húmedas de la fachada son propensas a la proliferación de moho y hongos. Esto no solo es antiestético, sino que interfiere negativamente en la integridad de la estructura del edificio con el tiempo. Afecta a todos los edificios en general, pero resulta más acuciante en lugares húmedos, como los cercanos al mar o al río. Igualmente, las zonas donde llueve mucho exigen un mantenimiento más intenso o periódico.

4. Desprendimiento de pintura

Con el tiempo, la pintura existente puede comenzar a descascararse y desprenderse de la superficie. Esto genera un efecto descuidado y requiere una atención inmediata para pintar las paredes exteriores y embellecer su aspecto.

pintar fachada
La fachada está constantemente expuesta a las inclemencias del tiempo y factores ambientales. Esta exposición puede desgastar la pintura existente y hacer que los colores se desvanezcan con el tiempo.

Materiales necesarios para pintar una fachada

Antes de comenzar el proceso de pintado de fachadas de edificios, debemos reunir los materiales pertinentes para realizar el trabajo de manera efectiva y eficiente. Estos materiales son:

  • Pintura. Esta elección es fundamental y adoptar una buena decisión decantará el éxito del trabajo. Se debe seleccionar una pintura de paredes para exterior de alta calidad. Este tipo de producto está formulado para resistir las inclemencias del tiempo y dura más tiempo sin deteriorarse.Para una buena elección del tipo de pintura, recomendamos consultar con nuestro departamento comercial para un consejo adecuado a cada situación. Pueden dirigirnos sus consultas a [email protected]
  • Brochas y rodillos. Se requieren estas herramientas para aplicar la pintura de manera uniforme y cubrir grandes áreas de la fachada de manera eficiente. Existen diferentes modelos y tipos, por lo que un buen asesoramiento evitará que el resultado final se vea desastroso.
  • Escalera o andamios. Para acceder a todas las áreas de la fachada, es probable que se necesite una escalera resistente o andamios. La seguridad es prioritaria al trabajar en alturas. Por tanto, conviene utilizar el equipo de protección idóneo.
  • Cinta de pintor y láminas protectoras. Son elementos que sirven para delimitar las áreas que no se desea pintar, como marcos de puertas y ventanas. En concreto, las láminas protectoras ayudan a cubrir y proteger las áreas circundantes de posibles salpicaduras de pintura.
  • Limpiadores y removedores. Dependiendo del estado de la fachada, es posible que sean necesarios otros productos. Los limpiadores y removedores de pintura sirven para preparar la superficie adecuadamente antes de aplicar la nueva capa de pintura.
  • Equipo de seguridad personal. Todas las personas que lleven a cabo trabajos en una fachada han de ir bien equipadas. Entre el equipo de protección básico se encuentran las gafas, los guantes y, si es preciso, un casco.

Paso a paso para pintar una fachada

Una vez tengamos todos los materiales y herramientas listos, es hora de abordar el proceso de pintura de la fachada. Estos son los pasos que deberíamos acometer para obtener un resultado profesional.

1. Preparación de la fachada

Como ocurre siempre que se va a aplicar pintura, la superficie debe estar bien limpia, sana y seca. En caso de que la fachada no esté en buenas condiciones, deberemos acometer los trabajos de reparación pertinentes para dejarla lista para pintar.En este sentido habrá que limpiar, eliminar elementos débiles (pintura suelta, o morteros disgregables), empastar grietas, eliminar mohos, etc. Finalmente aplicar primero una capa de imprimación adecuada (Palverol imprimación penetrante, o Impacril) antes de empezar con la pintura.

2. Aplicación de pintura

Hay que comenzar a aplicar la pintura de manera uniforme. Por ello, resulta preciso recurrir a brochas y rodillos a fin de llegar a todas las áreas. Se comienza aplicando una primera capa de pintura y después se deja secar, atendiendo a las instrucciones del fabricante. A continuación, administramos una segunda capa para lograr una cobertura uniforme y un color bien sellado.

3. Acabado y limpieza

Se retira con cuidado la cinta de pintor y las láminas protectoras antes de que la pintura se seque por completo. Por último, hay que limpiar y guardar las herramientas y el equipo de manera adecuada, para futuros usos.

Pintar la fachada de una casa es un proyecto que puede revitalizar la apariencia de un edificio, además de proveerlo de protección contra los elementos. Siguiendo los pasos adecuados y utilizando los materiales apropiados, es posible obtener excelentes resultados. La preparación de la superficie resulta decisiva, al tiempo que la elección de una pintura de calidad es esencial para un acabado duradero y atractivo. Con un poco de tiempo y esfuerzo, la fachada volverá a lucir su mejor aspecto y protegerá el interior durante años.

Artículos relacionados

rehabilitacion de fachadas

Rehabilitación de fachadas

La rehabilitación de fachadas no es una tarea cotidiana; pero sí resulta esencial para mantener y mejorar la apariencia de los edificios a lo largo del tiempo. La exposición constante

Leer más »
Back to Top

Edificio Plaza Don Benito

Lugar: Las Palmas de G.C.
Producto: Palplast
Descripción: Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Sit amet porttitor eget dolor morbi. Eget gravida cum sociis natoque penatibus et magnis dis. Sapien nec sagittis aliquam malesuada bibendum.

PALPLAST Pintura Látex Acrovinílica. Exterior – Interior

Pinturas plásticas

Search For Products

Product has been added to your cart